El gran trabajo de la primera parte (2-1) no permite puntuar a los de Gea por pequeños detalles y por el acusado cansancio del tramo final

El encuentro daba inicio con Rafa Luque, Abraham, Bolívar, Fernández e Iván, y con un tempranero gol de los locales por medio de Michel en el segundo minuto. Poco tardaban en reaccionar los vinícolas, ya que segundos después encajaba Bolívar con un preciso disparo cruzado.

Bodegas Juan Gil generaba alguna ocasión más que el rival durante los seis primeros minutos y con el empate a uno en el marcador. El encuentro estaba igualado. Entonces, el entrenador local ponía en pista  a dos de sus jugadores más ofensivos con Terry y Juanqui.  Era el segundo de ellos quien los volvía a adelantar con un nuevo tanto cuando se rozaba el ecuador de la primera mitad.

Los de Gea intentaban reaccionar de nuevo para establecer una nueva igualada. El árbitro se mostraba riguroso y veían hasta la quinta falta a seis minutos del descanso. Entonces Fernández y Bolívar llegaban sin suerte con dos ocasiones claras hasta la portería local. También lo intentaba Iván, pero se pasaba a vestuarios tras una disputadísima primera parte en la que los locales sólo acumulaban un gol de ventaja gracias a la intervención de Abraham, salvando el tercero de los locales.

Tras el descanso, lo locales salían decididos al ataque  y la presión. Pero los jumillanos intentaban mantenerse ordenados. Fernández retaba de nuevo al meta del Peñíscola para demostrar que seguían con fe. Pero Michel y Terry ampliaban demasiado la ventaja al  dar paso al último cuarto.

Volvían Bolívar y Fernández a montar el ataque. Gea apostaba por el juego de cinco para que esas llegadas surtieran algún efecto a partir del treinta y cuatro. Pero el cansancio era demasiado acusado y llegaba el quinto de los castellonenses para sentenciar, con el triplete de Michel a dos minutos del final.

Goles: 1-0 Michel (Min.2), 1-1  (Min.2), – 2-1 Juanqui (Min.9), 3-1 Michel (Min.30), 4-1 Terry (Min.32), 5-1 Michel (Min.38)