Los de Juan Francisco Gea pelean en un encuentro en el que sólo el cansancio les hace perder la cara al marcador y bajan matemáticamente a Segunda División.

Los visitantes salían a ejercer una presión muy alta. Y como en anteriores ediciones, los jumillanos trabajaban sólidamente y se mantenían a la espera de cualquier error. Bolívar hacía realidad las tres llegadas previas blanquiazules con el primer tanto del encuentro. Respondía rápidamente Retamar, en el minuto siete. Pero la raza de los locales seguía vigente antes de que acusara el cansancio, y sólo unos segundos después volvían a adelantarse en el marcador con un disparo de Fernández que parecía desviar Igor. Era la reedición de un nuevo empate que se instauraba de nuevo en el electrónico un minuto más tarde.

Richi Felipe conectaba con Nano Modrego para poner a los suyos por primera vez por delante, tras la insistencia de los visitantes sobre la portería que defendía Thiago Soares. Era el minuto trece. Y a cinco de pasar a vestuarios, Fernández se enfundaba la elástica de portero-jugador. Y cuando Thiago volvía a la portería, detenía un rápido contragolpe que terminaba tocando red, de forma fortuita en el rechace, mientras el meta quedaba tendido en el suelo.

Antes del descanso, el gol de Teo, con un fuerte chut, volvía a dar alas a los de Gea cuando volvían a jugar de cinco.

La segunda mitad se planteaba con los de Gea más descarados. El juego se desarrollaba en media pista, y Luque se ocupaba de la portería, saliendo a apoyar el juego de cuatro cuando era preciso.

El cordobés frenaba un disparo a bocajarro de Nano Modrego. Aguantaban la presión casi asfixiante sobre los minutos veintisiete y veintiocho, y mantenían un esfuerzo desmedido para subir la línea de presión.

El meta Juan Antonio salía como jugador tras tener que ser atendido Teo por un fuerte golpe en su hombro. Apoyaba en la defensa y frenaba una jugada de estrategia de los rivales que iba directa a la red. Sobre el ecuador de la segunda parte, Fernández volvía a anotar el tanto que esta vez significaba el empate a cuatro. Y como una constante de este encuentro, montaban una rápida contra los de Ríos para ponerse por delante otra vez, entonces por medio de Iván Beltrán.

Jorge Santos robaba un balón que encajaba a portería vacía. Lo que significaba el cuatro a seis que, a falta de cinco minutos y a pesar del esfuerzo mantenido hasta el final, significaría el descenso matemático del Bodegas Juan Gil Jumilla en una temporada difícil pero competida con honor.

 

Goles: 1-0 Bolívar (Min.7), 1-1 Retamar (Min.7), 2-1 Fernández (Min.8), 2-2 Adri Ortego (Min.9), 2-3 Richi Felipe (Min.13), 2-4 Adri Ortego (Min.18), 3-4 Teo (Min.19), 4-4 Fernández (Min.30), 4-5 Iván Beltrán (Min.31), 4-6 Jorge Santos (Min.35).

 

Juan Francisco Gea: “Ya estamos trabajando en el proyecto del año que viene aquí”

Escucha las declaraciones aquí: