El Jumilla FS Bodegas Carchelo se desplaza mañana a la pista del Elche Vulcanizados Alberola en la vigésimo segunda jornada de Liga.  Un importante encuentro que estará dirigido por los castellanomanchegos Rodrigo Miguel y Sánchez Molina, y será ofrecido en directo por lnfsdirecto.com y Onda Regional de Murcia. 

Los hombres de Juan Francisco Gea se miden esta semana ante un rival directo en la lucha por la salvación. Con trece puntos, desde el penúltimo lugar y en su tercera temporada en la máxima categoría, los jumillanos viajan este viernes hasta el pabellón ilicitano donde los locales, debutantes en Primera y con sólo un punto más, los recibirán bajo el mismo objetivo: conseguir tres valiosos puntos por la permanencia. El partido de ida se saldó con un dos a tres, que otorgaba los tres puntos al cuadro franjiverde.

Juan Francisco Gea: “Se trata de un partido importante pero no de una final”

El técnico jumillano comparecía ante los medios en la habitual rueda de prensa previa a cada jornada. Al ser preguntado por la relevancia de esta, decía: “Es un partido importante pero no una final, ya que aún restan ocho encuentros y, desde luego, nosotros no lo sentimos como una final aunque sabemos que nos nos podemos echar a dormir”. Y añadía: “Ni estábamos salvados la semana pasada ni ahora estamos desahuciados, como tampoco lo está Antequera”. 

Sobre la convocatoria ha declarado que la determinaría tras el entrenamiento de esta noche, ya que Lúcas, con una pequeña fisura en la nariz, se va adaptando a la máscara protectora y Malaka está avanzando a pasos agigantados, tanto en defensa como de cara a portería.

Al ser preguntado sobre el rival afirmaba que se trata de un equipo muy completo y que, si mantiene el bloque con jugadores como Kiwi, Juanjito, Pitu, Jesús García u Óscar, el año que viene jugará mucho mejor. Y en relación a si le encontraba algún punto débil, explicaba: “Los dos estamos en una situación difícil y, aunque nosotros hemos puntuado en pistas complicadas, ellos cuentan con el factor cancha mañana. El punto débil, de ambos, es que los dos estamos cortos de puntos”.

Para acabar, alentaba a aquellos aficionados que el trabajo se lo permitiese a acompañar al equipo, concluyendo: “No hay más preocupación ni presión que seguir trabajando y mejorando jornada a jornada, hasta que las matemáticas nos digan que es imposible”. 

Escucha la rueda de prensa completa aquí: