Orzáez vuelve esta semana al Ciudad de Tudela, donde jugó cedido en la segunda vuelta de la temporada pasada

Rubén Orzáez

 

El ala-cierre ‘Rubén Orzáez’ de la Cruz, cedido por Movistar Inter a las órdenes de Gea para crecer en la categoría, ha valorado el arranque de competición sobre el que cree que “no nos están saliendo mal las cosas pese a que con el Barça se notó que no tenemos mucha experiencia y sabemos que tenemos mucho margen de mejora. Sacar los tres puntos ante Antequera fue muy importante para luchar por el objetivo que tenemos”. Y sobre ésto último apuntaba: “Salvar la categoría era el objetivo planteado desde pretemporada, sin descartar que puedan surgir otros más bonitos a lo largo de la competición . Y para ello toca competir con UMA y Elche, y con alguno más que se pueda unir. Nos tenemos que centrar en los partidos de casa, sin descartar rascar algún punto fuera. Pero el que venga aquí tiene que saber que esto es una pista complicada y que para llevarse algo tendrá que pelear y correr muchísimo”. 

Tras marcar dos goles ante Plásticos Romero Cartagena en el choque de Copa del Rey, destaca que es algo anecdótico porque “no suelo ser bigoleador, y menos aún en tan corto espacio de tiempo”. Y la explicación podría estar en que a nivel individual reconoce que se encuentra bien, ya que “noto que el grupo confía en mí. Yo también confío más en mí mismo y eso se traslada a la pista”. 

El madrileño confirma que esta jornada frente Aspil-Vidal Ribera Navarra es especial después de los 6 meses que pasó con ellos “donde la gente me trató muy bien”. E identifica que la pista y el ambiente de Tudela tiene mucha similitud con el Carlos García de Jumilla. Por último añade: “Lo primero que hice ante el calendario fue mirar cuando volvía a Tudela. Pero cuando comience el partido se olvida todo, se sale a competir y sólo queremos lo que todos. Ganar”.