Simón Guerrero, que se sumaba a la disciplina de Gea desde el equipo filial a principio de temporada y renovaba para la segunda vuelta, ha  hecho una valoración sobre las claves para lograr el objetivo de la permanencia en este tramo final.

Con siete jornadas para concluir la competición, el cierre del Jumilla Carchelo afirma: “Cada partido puede ser determinante y tenemos poco margen de error. Hemos hecho una buena mejoría como bloque en esta segunda vuelta y en casa somos un rival más fuerte. Nuestra confianza en la permanencia sigue intacta, pero vamos a pelear cada partido por lograrla lo antes posible”. 

Frente al conjunto con el que se miden esta semana en casa, los de Gea se hicieron con un valioso punto en la ida (3-3). Sobre lo que esperan mañana, dice: “Siempre salimos a ganar, sea el rival que sea. Somos conscientes de que somos un grupo joven e inexperto y que en ocasiones nos ha pasado factura. Pero, por otro lado, poco a poco estamos ganando en madurez y eso se refleja cada partido”. Y sobre el rival, concreta: “Allí conseguimos un empate muy valioso con el juego de cinco. Ellos vienen de caer eliminados en cuartos de Copa y saldrán con el cuchillo entre los dientes a por la victoria. Nosotros, de igual modo, también. Estoy seguro de que será un partido muy duro y muy competido“.

El murciano, de 23 años, daba el paso a la máxima categoría desde la Tercera División de la mano del técnico jumillano. Reconoce que el salto ha sido muy grande y que “en Primera el margen de error es mínimo porque cada fallo penaliza”.  Poco a poco ha ido ganando experiencia y madurez en la categoría,  e ilusionado asegura:  “A día de hoy creo que estoy ayudando al equipo y voy a seguir trabajando para ello”.